miércoles, 11 de noviembre de 2015

Silencio...

Graciela Iturbide, Mujer Ángel, Desierto de Sonora, 1979


 ¡Cállate! ¡No existes! ¡No importa si estás o no!

Agradece tu rincón (no  lo mereces)
No me hagas perder tiempo (es más valioso que tú)
Humíllate, ruega, concede (gánate mi atención)
Compite, demuestra, prueba, (que valiste la inversión)
No es suficiente, da más, escóndete (que avergüenzas)

Y ¡Cállate! ¡No existes! ¡No  importa si estás o no!

Pero …(¡Cómo te atreves!
Yo quiero… (¡Tú solo debes!)
Ser feliz … (¡Eres un castigo!)
Un espacio…(¡Están ocupados!)
Ser como soy…(¡Una puta!)
Y que me quieran… (¡No lo vales!)
Aprender…(¡Serás idiota!)
Tener…(¡Confórmate con migajas!)
Volar…(¡ No tienes alas!)
Decir NO (¡Hay mejores que tú!)
Decir…SÍ (¡Solo obedece!)
Decir TAL VEZ (¡No habrá quien te ruegue!)
Si me apetece ( ¡Tú , Obedece!)              
Un SIEMPRE… (¡Jamás!)
Un NUNCA… (¡Jamás!)
Un Instante… (¡Jamás!)
Libertad… (¡Jamás!)

SER y ESTAR  (¡Cállate, no existes, no importas, no lo vales, no lo mereces!)

Seis personas, seis afectos, seis pilares cada uno  en su momento, como un muro de granito, han recurrido al silencio lleno de ruidos,  fantasmas y  antiguos monstruos…


Se aprende  a crecer por cuenta propia y, sin embargo, cuando se acercan  la puerta siempre está abierta,  que la vocación de idiota impide ser cínica o  emocionalmente sorda,  

No hay comentarios: