viernes, 8 de noviembre de 2013

Me refugio en las palabras


Desde que era muy pequeña
me refugio en las palabras:
las que  cantando arrullaban
los dulces sueños de infancia

Las que aprendí balbuceando
Las que en libros encontraba.
Las que vertieron al pozo
lágrimas desconsoladas.

Me refugié en las palabras:
las de elogios escolares,
las de adolescentes amores,
las que mintieron promesas
las que cumplieron venganzas.

Las que mis sueños formaron .
Las que  tocaron el cielo.
Las que a balbucear enseñaba.
Las que en gratitud respondieron.
Las que me echaron en cara.

 Desde que tengo recuerdos
mi refugio es la palabra...

Con el escudo hecho pedazos
 y la armadura abollada, 
me refugio en las palabras:
 las dichas y malgastadas.

Las que escribo y las que callo; 
las que mendigo negadas;
 las que acarician, las que condenan;
 las que me hieren y matan.

 Las colgaré a todas ellas
en la punta de mi lanza.
Me refugio en las palabras, 
serán siempre mi mejor arma.

No hay comentarios: